No hay Navidad sin Jamón

jamón ibérico

A falta de una semana para que comience la Navidad, toda la población terrícola no puede dejar de pensar en una misma cosa: Los Regalos. Ya sea escribiendo cartas a seres extraordinarios, lanzando “sutiles” indirectas a familiares y amigos o recurriendo al más puro chantaje emocional (en Navidad todo vale), todos esperamos ser sorprendidos con un bonito regalo y con el correspondiente ticket por si, Dios no lo quiera, hubiese que descambiarlo.

Cada país y cultura tiene sus propias costumbres en torno a esta comercial práctica: En Estados Unidos a Santa Claus, en Colombia al Niño Jesús, en Chile el Viejito Pascuero, Befana en algunos rincones de Italia, en Albania Babagjyshi Vitit të Ri (casi que mejor nos vamos al centro comercial directamente) y en Alemania Weihnachtsmann, que quiere decir literalmente hombre de Navidad (si es que por algo son el centro de Europa). Y en España, más allá de los Reyes Magos, también tenemos un personajillo que comparte atributos con el “Santa Claus” americano, ya que al igual que él, el nuestro también va de rojo, posee un considerable sobrepeso y tiene un tierno aspecto. Nos referimos sin duda al Jamón Serrano.

No se puede hablar de Navidad en España sin la presencia del Jamón. Ya sea consumido directamente o cocinado en deliciosos platos, éste no puede faltar en el menú de cualquier bar o restaurante durante estas fechas. Por eso, a continuación os proponemos una interesante y sabrosa propuesta para que regales a tus comensales el mejor sabor de la Navidad: El de nuestro Jamón ¡Comenzamos!

–          Tosta de Jamón ibérico con carne de cangrejo ¿Te has preguntado alguna vez que saldría del fruto del amor entre un cerdo y un cangrejo? He aquí un aperitivo sencillo y realmente sabroso que responde a esa pregunta. Tomamos pequeñas rebanadas de crujiente pan tostado y las untamos con mayonesa, queso de untar o cualquier otra salsa que se os ocurra; servimos por encima una jugosa loncha de Jamón Ibérico y cubrimos todo con una fina y deliciosa capa de carne de cangrejo ¡Ponte como un cerdo con la elegancia de un cangrejo!Tosta de Jamón Serrano y Carne de Cangrejo

–          Bombones de Jamón. Si la Navidad es Jamón pero también bombones, entonces… ¡Bombones de Jamón! Esta es una asociación culinaria más obvia que el hombre de la navidad de Alemania. Toma unos moldes para bombones o cualquier utensilio similar e imprégnalo de aceite de oliva y a continuación cúbrelo con Jamón Ibérico. Rellena los moldes cubiertos de Jamón con una mezcla de queso de untar y nueces troceadas y cúbrelo todo con los extremos del jamón. Envuelve el molde con film transparente e introdúcelos en la nevera antes de servirlos para que mantengan su forma.

–          Sopa de castañas y Jamón. Esta sopa resulta ideal para preparar el paladar de tus comensales para el plato principal que veremos más adelante (¡Cuánto suspense!). Saltea unas láminas de castañas junto con unos taquitos de Jamón en una cazuela con aceite de oliva y resérvalos para el final; en la misma cazuela, pocha cebollas y puerro con un poco de sal y luego añade castañas troceadas y a continuación salpimentar, tras lo cual añade caldo de Jamón y llévalo todo a ebullición; tras esto, baja el fuego y deja cocer hasta que las castañas se ablanden; por último tritúralo todo. Sirve esta crema en un cuenco y corónala con las láminas de castañas y los taquitos de jamón del principio.

–          Asado de atún rojo con Jamón. Continuamos con las moralmente cuestionables, pero deliciosas, relaciones entre el cerdo y los animales marinos, esta vez con el atún rojo. Para ello, sofríe con aceite de oliva en una sartén ajo, calabacín y cebolla troceada. A continuación, añade espinacas, colorante, sal y pimienta y se deja cocer a fuego lento durante 25 minutos, removiendo. Mientras tanto, envuelve el atún con lonchas de Jamón Serrano y báñalos con una ligera capa de aceite y tomillo machacado. Luego, introdúcelos en el horno durante 25 minutos. Por último sírvelos junto con las verduras salteadas. Todo un plato de 5 “Oing, Oing”.Atún rojo

En esta ocasión vamos a obviar el postre porque los cerdos sufren de diabetes y no se conjugan bien con los dulces. Por otro lado, si después de éste festín tus comensales se quedan con hambre y tu sin Jamón, vuelve a recurrir a las asociaciones simples: ¡Échales el hueso!

Hueso Jamón Serrano