5 razones por las que tu bar o restaurante debe estar en las redes sociales

Redes sociales

Atrás queda ya 2014, un año extraordinario para el turismo español, especialmente para la ciudad de Málaga, que se ha consagrado como el destino urbano español que más ha crecido en la última década (un 127%) según el Instituto Andaluz de Estadística. Estos resultados, junto con la evolución positiva de la facturación media de los bares y restaurantes españoles, el incremento de la confianza de los empresarios del sector hostelero y las previsiones aún más positivas para el 2015 en materia de turismo y economía, sobre todo para Andalucía, propician una situación inmejorable para la hostelería malagueña.

Pero esta oportunidad, al igual que ocurre con la mayoría de aspectos de la vida, está sujeta a una de las más primitiva leyes de la naturaleza: “Sólo los que se adaptan sobreviven”. En efecto, aunque el panorama que se presenta no puede ser más alentador, esto no implica que tú, como hostelero al frente de tu bar o restaurante, permanezcas tras la barra de tu negocio con los brazos abiertos esperando a que tus clientes empiecen a llegar en bandada: ¡Es el momento de actuar! Y lo que en la Edad Media hubiese pasado por incendiar la taberna de la competencia, hoy se traduce en una batalla sin cuartel (y afortunadamente sin fuego de por medio) en el mundo virtual: las redes sociales.

Así que, si tu bar o restaurante no cuenta ya con presencia en Internet, a continuación te vamos a mostrar algunas razones por las que debería estarlo. ¡Comenzamos!

–          Medio para dar a conocer tu bar o restaurante. Internet es el medio de información más poderoso del mundo y las redes sociales son sus vástagos de la opinión y difusión. En la actualidad, el consumidor medio es un auténtico “caza tesoros” obsesionado con encontrar el bar o restaurante que le ofrezca la mejor opción gastronómica para su paladar y bolsillo. Y aunque tú cuentes con ella, si esa información no está a su alcance, es decir, en las redes sociales, tu negocio jamás aparecerá en su mapa del tesoro.

–          Punto de unión entre el cliente y la empresa. Una de las ventajas de las redes sociales es su carácter bidireccional, ya que no sólo permiten transmitir información sobre tu bar o restaurante, sino también conocer la opinión, experiencias e inquietudes de tus clientes. En este sentido, las redes sociales ejercen una función vital en el incremento del número de clientes de tu establecimiento, ya que a través de las opiniones y sugerencias de estos, podrás mejorar la calidad de los productos y servicios que ofreces al tiempo que muestras una imagen responsable, atenta y comprometida con el consumidor.

Comunidad de usuarios redes sociales–          Crear comunidad de usuarios. En la actualidad, la mayoría de empresas no sólo se preocupan por encontrar el producto-servicio perfecto, sino también por conferirle a éste una personalidad con la que el consumidor pueda identificarse. Y, ante esto, las redes sociales son una herramienta fundamental para lograrlo, ya que además de constituir un fiel reflejo de la empresa, permite poner en contacto a consumidores que comparten valores y opiniones similares, creando así una auténtica comunidad de usuarios.

–          Reputación Online. Que no tengas tu negocio en las redes sociales, no quiere decir que no lo esté. El consumidor medio no sólo se preocupa por encontrar información, sino también por compartirla. Especialmente si es controvertida. No hay nada más peligroso que un cliente insatisfecho con un Smartphone con la batería llena y una cuenta de twitter. Ante éste tipo de situaciones, tener presencia en las redes sociales se convierte en un elemento decisivo para el curso de tu negocio.

Competencia

–          La competencia. No estar presente en las redes sociales no sólo limita considerablemente el alcance de tu bar o restaurante, sino que además deja vía libre a la competencia para captar a clientes potenciales que a priori podrían ser tuyos. ¡Cada segundo cuenta!   

Para finalizar, es importante que tengáis en cuenta que no basta sólo con estar presente en las redes sociales. Es imprescindible que exista una atención continua y permanente y que, además, ésta sea del interés y agrado de tus clientes.