Beneficios para la salud de los frutos secos

frutos secos

Desde que surgieron las primeras recomendaciones alimentarias para la salud, allá en la primera mitad del siglo pasado, los frutos secos han sido considerados como “el lado oscuro” de los productos de origen vegetal.

Debido a su, a veces, excesivo valor calórico y a su asociación con otros productos alimentarios de “dudosa reputación”, como los aperitivos y la repostería, los frutos secos pasaron a formar parte del polémico grupo de alimentos cuyo consumo debe ser evitado.

Sin embargo, al igual que ha ocurrido con muchos otros productos, en la actualidad los frutos secos están dejando atrás su infame pasado para convertirse en uno de los alimentos más nutritivos y completos de la dieta.

frutos secos

Detrás de este brusco cambio de conciencia no se encuentra una mera tendencia culinaria, sino que existe una fuerte fundamentación científica, forjada a través de innumerables estudios que hoy día avalan la importancia de los frutos secos para la salud en la alimentación diaria del individuo.

Entre los beneficios que estas joyas de la alimentación producen, encontramos:

frutos secos– Beneficios para la salud a nivel cardiovascular.

Debido a su alto contenido en ácidos grasos esenciales (ácido grasos linoleico y linolénico), que son precursores de los famosos Omega 3 y Omega 6, y ácidos grasos mono-insaturados, los frutos secos tienen una importante función en la regulación de los niveles de colesterol sanguíneo, previniendo la formación de placas de ateromas en las arterias. Pero además, son ricos en Arginina, un aminoácido que en el organismo se transforma en óxido nítrico, compuesto que mejora el flujo sanguíneo y evita los problemas de arterosclerosis. De entre todos ellos, la almendra es uno de los frutos secos que mayores niveles de Arginina contiene, por ello es uno de los productos estrella de Bedoya Hostelería.

frutos secos Nueces– Beneficios para la salud a nivel cerebral.

Están relacionados fundamentalmente con los elevados contenidos de calcio, magnesio, hierro, potasio y fósforo de los frutos secos, los cuales tienen una importante función en el buen funcionamiento del cerebro y la memoria. Aunque todos son ricos en estos componentes, destacan los pistachos y las ya citadas almendras. Además, las nueces, como es el caso de las nueces de calidad que te ofrece Grupo LKH Bedoya, producen un efecto protector contra el estrés oxidativo y la muerte celular causada por la proteína beta amiloide, una proteína que se acumula en el cerebro de las personas que padecen alzheimer.

frutos secos pasas– Beneficios para la salud relacionados con su efecto antioxidante.

En los frutos secos abunda las vitaminas y bioflavonoides, sustancias que intervienen en los procesos antioxidantes, combatiendo a los nocivos radicales libres que se producen en el organismo y que contribuyen a la aparición de enfermedades degenerativas y al envejecimiento prematuro. De todos ellos, las pasas son una importante fuente de estos compuestos, las cuales también puedes encontrar en el amplio stock de Grupo LKH Bedoya.

frutos secos Anacardos– Beneficios para la salud relacionados con el bienestar personal.

Gracias a una alta composición en ácido fólico, los frutos secos contribuyen al bienestar psicológico del organismo, disminuyendo los efectos del estrés, la fatiga, la depresión y el síndrome premenstrual, al tiempo que estimula la actividad del sistema inmune aumentando las defensas del organismo. Unos de los frutos secos por excelencia ricos en ácido fólico es el anacardo.

– Otros beneficios son su papel en la prevención de la osteoporosis debido a que son ricos en calcio, mejoran la salud y el aspecto de la piel, estimulan el tránsito intestinal ya que son ricos en fibra, etc.

Debido a todo esto, los frutos secos se convierten en un elemento imprescindible de la alimentación. Por ello, los expertos en nutrición señalan que lo ideal es tomar un puñado al día, aproximadamente entre 40 y 60 gramos, al menos tres veces por semana e intentando ingerirlos durante las comidas mejor que de forma aislada. Así mismo, el mejor momento para consumirlos es durante las comidas.

¿Conocíais las inmensas propiedades de los frutos secos? En próximos artículos trataremos recetas con estos nutritivos productos para ofrecer en la hostelería.