6 Acciones indispensables en redes sociales para restaurantes

Enriquece tu estrategia de redes sociales con estas 6 efectivas acciones

Como es sabido por todos, las redes sociales son indispensables para las acciones de marketing y ventas de los restaurantes, sin embargo no todos consiguen beneficiarse del potencial que estos medios ofrecen.

En Bedoya Hostelería queremos ayudarte a optimizar tu estrategia de marketing en redes sociales para que puedas ofrecer una experiencia excelente a tus clientes. ¡Descubre estas 6 acciones de marketing indispensables en redes sociales para restaurantes!

1. Coloca información sobre tu negocio en cada uno de los perfiles.

Es imprescindible mostrar a tus clientes en Facebook, Instagram o Twitter información relevante sobre tu restaurante.

Debes asegurarte de tener el horario de apertura, la dirección de tu establecimiento, un teléfono de contacto, así como cualquier otra información que pueda ser relevante para el cliente, como puede ser un correo electrónico o tú página web.

Si aún no dispones de página web para tu restaurante, en Bedoya Hostelería contamos con “HosteWeb”, un servicio de diseño de páginas web específico para establecimientos de hostelería. ¡Encuentra más información sobre HosteWeb!

2. Publica imágenes y vídeos naturales y de calidad.

¡Una imagen vale más que mil sabores! La fotografía gastronómica se ha convertido en una de las herramientas más poderosas de los restaurantes en redes sociales.

Para lograr la fotografía perfecta es necesario seguir ciertas pautas o recomendaciones. La más importante es que la comida sea la protagonista de la fotografía. No obstante, no debes descuidar el emplatado ni la ambientación que acompaña al plato: un bonito mantel, una elegante cubertería o el diseño del local pueden ser un complemento de gran valor para el público. También la luz conviene que sea lo más natural posible, pues con ello se sacará la mejor versión de los alimentos.

Si quieres fotografías diferentes y originales realiza composiciones con los ingredientes que lleva el plato o incluso puedes fotografiar los pasos que has seguido para su elaboración.

Redes sociales

3. Haz que tus clientes compartan información sobre el restaurante.

Las opiniones y recomendaciones en las redes sociales o en páginas especializadas ayudan a otros usuarios a decidirse a la hora de acudir a un bar o restaurante. Tener opiniones positivas inspira confianza a los que aún no conocen tu establecimiento.

Por este motivo, debes incentivar a tus clientes para que compartan imágenes o contenido en sus redes sociales o a que dejen comentarios positivos en páginas como Tripadvisor.

4. Cuenta con una estrategia de contenidos.

Otra acción necesaria en las redes sociales para restaurantes es la de contar con una estrategia de contenidos. No todo es publicar fotografías de tus platos o de tu restaurante, también puedes compartir contenidos relacionados con la gastronomía o sobre alimentación que puedan ser de interés para tu público.

Es importante que lleves un control del horario en el que vas a publicar tu contenido y que no compartas las mismas imágenes, vídeos o noticias en todas las redes sociales al mismo tiempo.

Los contenidos que compartas en las redes sociales deben estar acordes con los valores y visión del restaurante.

5. Contacta con influencers gastronómicos.

Como habrás podido observar, la gastronomía es uno de los principales contenidos de Internet. ¡Nos encanta la comida!

Las fotografías de platos de comida inundan las redes sociales y cada vez hay más personas que comparten sus experiencias gastronómicas en ellas. Son los popularmente conocidos como foodies.

Las opiniones y recomendaciones de estos “gurús gastronómicos” son muy tenidas en cuenta por el público general, por lo que es muy importante que sigas de cerca a los influencers más relevantes para tu público. ¡Avísales de la existencia de tu restaurante, invítales a que lo visiten y consigue que lo recomienden!Redes sociales

6. Controla lo que se dice sobre tu restaurante.

Otra acción que te puede ayudar a mejorar la experiencia de tus clientes es la de tener una comunicación fluida y diaria con ellos. Crea conversaciones para que tus clientes participen y responde de inmediato a cualquier duda o queja que pueda llegar a través de las redes sociales.

Frecuentemente, los clientes utilizan este medio para ponerse en contacto con el restaurante, por lo que debes asegurarte de poder resolver sus inquietudes de manera eficaz. Además, si te encuentran útil, los clientes te seguirán en las distintas redes.

También es de vital importancia controlar las alusiones a tu establecimiento, pero tienes que tener en cuenta que muchos usuarios hablarán de tu restaurante pero no mencionaran tu cuenta, por lo que tendrás que utilizar hashtags relacionados con tu local o comprobar las imágenes que suban tus clientes con la localización del restaurante.

Redes sociales

7. Crea una comunidad

Una comunidad es un grupo de personas que tienen elementos en común, como costumbres, valores, aficiones, etc. Por eso, otro propuesta que te ofrecemos es la de crear una comunidad afín a tu restaurante.

Antes de comenzar a crear una comunidad, debes definir cuáles serán los valores y la filosofía que la van a caracterizar. Ten muy en cuenta que deben estar en consonancia con los valores de tu restaurante.

Algunas claves para lograr el éxito de la comunidad es tratar temas de interés, posicionarte en un determinado concepto gastronómico, como por ejemplo la gastronomía “healthy” o “eco”. ¡Demuestra originalidad y pasión en los contenidos que compartas y en las acciones que desarrolles!

Es importante que los usuarios de redes sociales sientan pertenencia a una comunidad diferente, que se identifiquen con ella. Debes intentar que los contenidos trasciendan más allá de las puertas de tu restaurante. ¡Que tus seguidores sientan que no le estás vendiendo un plato o un menú, sino una visión de la vida que coincide con la de ellos!

Ahora que ya cuentas con algunas acciones imprescindibles para potenciar las redes sociales del restaurante, solamente te queda ponerte manos a la obra… ¿Comenzamos?