La trufa, “el diamante negro” de la cocina.

En Bedoya Hostería llevamos a tu restaurante auténtica trufa negra, el “diamante negro” de la cocina.

¿Qué es la trufa negra?

La trufa negra, Tuber Melanosporum, es un hongo que procede fundamentalmente de países como España, Francia e Italia.

En España solo se cultivan en algunas zonas del este del país ya que necesitan unas condiciones geológicas y climatológicas muy específicas.

Producto misterioso y escaso, la trufa negra nace bajo tierra, asociada a las raíces de ciertos arboles como las encinas, los robles, las jaras y el avellano, entre otros.

Se trata de un hongo  que posee un aspecto exterior rugoso, de color oscuro  tirando a negro y en su interior presenta vetas blanquecinas.

La apariencia y tamaño de la trufa negra dependen de la época del año.trufa negra

Recolección:

Su recolección se realiza desde el mes de noviembre hasta el mes de marzo.

Antiguamente se utilizaban cerdos para su recolecta pero en la actualidad es más común el uso de perros especialmente adiestrados durante todo el año para ello.

Conservación:

En cuanto a su conservación, lo aconsejable es mantenerla a una temperatura de entre 0 y 2 grados, en un recipiente que no sea completamente hermético y le permita respirar. No puede estar expuesta al aire libre ya que tiene peligro de oxidación.

La trufa negra es uno de los manjares más elogiados de la historia. Conocida por las culturas mediterráneas como un aromatizador y potenciador del sabor y un hongo muy valorado a nivel gastronómico.

Con un aroma intenso, penetrante e intenso,  en su interior guarda un gran sabor y olor a tierra mojada.

La trufa negra es empleada en los mejores restaurantes del mundo por sus cualidades organolépticas.

trufa negra

¿Cómo utilizar la trufa negra en tus platos?

La trufa negra puede ser utilizada en crudo o cocinada.

Suele emplearse en la elaboración de salsas para acompañar carnes, en la elaboración de ensaladas y foie-gras.

También, las trufas son perfectas para platos de pasta y de arroz, siempre que no se mezclen con otros ingredientes que enmascaren su sabor. Y con el huevo y la patata forman un trío invencible.trufa negra

Funcionan de maravilla en elaboraciones dulces como el flan de huevo trufado (el trufado consiste en guardar los huevos junto a la trufa negra en un envase hermético dos días antes de preparar los flanes. Como la cáscara del huevo es porosa, dejará pasar el aroma de la trufa) o la crème brûlée (una especialidad de la repostería francesa parecida a nuestra crema catalana).

De igual forma, son deliciosas laminadas frescas sobre una tostada de pan con aceite de oliva.

Además, con una pequeña cantidad conseguimos aportar un intenso aroma al plato.

Cocínala con delicadeza, no incluyas la trufa en ningún plato que pueda camuflar su aroma y sabor, porque la estarás desperdiciando. Además, es aconsejable echarla en el último momento para que conserve toda su esencia.

trufa negra

En Bedoya Hostelería tenemos la mejor selección de trufa negra fresca. Nuestra trufa procede de plantaciones que poseen las condiciones idóneas para su desarrollo. Se recolecta de manera artesanal, con perros adiestrados, y con el mayor respeto al medio ambiente.

Te ofrecemos un producto ecológico, de la más alta calidad, que pocas horas después de ser recogido estará a tu disposición, con toda su frescura y aroma.

Conservado en envases isotérmicos que garantizan su máxima frescura.

En Bedoya Hostelería ponemos a tu alcance esta joya de la alta cocina y deseamos que descubras con nosotros la pasión por la trufa negra.