No-shows o reservas que no se presentan

no-show
Descubre cómo reducir los no-shows o reservas que no se presentan

Seleccionas los productos más frescos y de mejor calidad, emprendes auténticas cruzadas medievales para acabar con la contaminación cruzada y mantener a raya a legiones de alérgenos, cuidas hasta el más mínimo detalle del uniforme del personal de sala e incluso haces auténticos pactos con el diablo para que la meteorología del día sea favorable para la llegada de clientes. Y todo ello para que el cliente, ese que tanta insistencia pone a la hora de  hacer una reserva, no se presente. ¡¿Pero qué has hecho tú para merecer esto?!

Las reservas que no se presentan, también conocidos como no-shows, son uno de los males más frustrantes que aquejan al delicioso mundo de la hostelería y restauración. Tal es el caso que, según la web de reservas online “ElTenedor”, las reservas que no se presentan o no-shows constituyen el 3,7% de las reservas totales de los restaurantes.

Aunque pueda parecer una cifra poco relevante, no lo es si tenemos en cuenta el impacto que tiene para el restaurante. Desperdicio alimentario, pérdidas de ingresos por mesas que quedan vacías, malestar en los clientes que se quedan sin atender y alteración del normal funcionamiento del restaurante son algunas de las consecuencias de este insípido mal. Si Donald Trump fuese hostelero, ten por seguro que alzaría un muro a la entrada de su restaurante y lo pagaría la churrería de enfrente.

Así que deja de invertir tus ahorros en videntes, chamanes y demás personajes del gremio exotérico y levántate en armas (cuchara y tenedor en tu caso) contra los no-shows o reservas que no se presentan.

Conciencia a tus clientes sobre los no-shows

Si tus clientes no son conscientes de cómo afecta los no-shows a tu restaurante, de nada servirá que sigas frunciendo el ceño en su presencia (lo único que conseguirás es que crean que tienes algún tipo de trastorno facial). A través de la página web del restaurante, en las redes sociales o en el momento en que realizan la reserva, es muy importante que hagas hincapié en este indigesto fenómeno.

En el caso de contar con un sistema de reservas online, puedes incluir breves mensajes o ventanas emergentes durante el proceso de reserva para informar sobre las consecuencias de reservar y no acudir al restaurante.

Válete de la preocupación mundial que existe en torno al desperdicio alimentario para lograr un cambio de mentalidad en tus clientes.

no-shows

Evita reservas con demasiada antelación

Quién no se ha encontrado alguna vez con esos amantes apasionados que reservan mesa para San Valentín en agosto. ¡El amor no entiende de tiempo!

La llegada de ciertas festividades, como navidad o San Valentín, puede provocar que los clientes se precipiten a la hora de realizar una reserva por miedo a no encontrar mesa en un futuro. Esto aumenta la probabilidad de que se produzcan no-shows. Para evitarlo, intenta no registrar reservas con demasiada antelación.

Emplea recordatorios de la reserva

Muchos no-shows son fruto del olvido de los clientes o bien porque confunden la fecha o la hora de la reserva. Asegúrate de que esto no vuelve a ocurrir enviándoles recordatorios de la reserva a tus clientes a través de email, whatsapp o mediante una llamada. De este modo, no sólo evitarás que muchas mesas de tu restaurante queden vacías, sino que además, en el caso de que el cliente cancele la reserva, dispondrás de suficiente tiempo para reorganizar la disponibilidad de las mesas de tu restaurante.

no-shows

Crea una lista negra de no-shows

Los datos de los clientes son una información muy valiosa para el restaurante y, en el caso de los no-shows, nos permiten elaborar una lista con aquellos clientes que con frecuencia reservan mesa en el restaurante y no se presentan.

En Australia, la empresa de reservas online Dimmi ha elaborado una lista negra con aquellos clientes que realizaron reservas a restaurantes y no acudieron, consiguiendo reducir en un 25% el número de no-shows, según informó el diario gastronómico Gastronomia & Cia. ¡Bienvenidos a la lista negra!

Exige un pago por adelantado

Algunos chefs de prestigio, como Quique Dacosta, utilizan este peculiar método de reserva para garantizar que el cliente acude al restaurante y reducir así el número de no-shows. Para ello, en el momento de realizar la reserva, exige al cliente el pago de cierta cantidad por adelantado, la cual será descontada del coste final de la comida. En el caso de que el cliente no acuda a la reserva perderá la cantidad abonada.

Solicita una tarjeta de crédito

Tal y como hacen los hoteles para asegurar que el cliente se hospedará en él, solicita una tarjeta de crédito a tus clientes en el momento de realizar la reserva en el restaurante. Con ello, no sólo garantizarás un mayor compromiso por parte del cliente, sino que en el caso de que no asista y no avise con suficiente antelación, los posibles perjuicios que pueda crear al restaurante serán subsanados.

no-shows

No es una idea para nada disparatada si tenemos en cuenta que algunas reservas a restaurantes engloban a un gran número de comensales, originando un gasto final que en muchas ocasiones supera con creces el precio de una habitación de hotel.

Da valor a las reservas canceladas con suficiente antelación

Cualquier cliente puede sufrir un contratiempo que le impida acudir a su reserva en un restaurante. ¡Somos marionetas en el caprichoso juego de la vida! Pero muy distinto es que, tras ocurrir un percance, el cliente no avise al restaurante para informar sobre la cancelación de la reserva. Por ello, es muy importante cuidar y reforzar a aquellos clientes que sí lo hacen. Ya sea haciendo una breve mención a ese cliente en las redes sociales, ofreciéndole alguna promoción o descuento para su próxima reserva o simplemente con una cordial muestra de gratitud, conseguirás reforzar este tipo de conductas en los clientes, al tiempo que constituirán un ejemplo a seguir para aquellos clientes que no avisan sobre la cancelación de una reserva.

Antes de finalizar, desde Bedoya Hostelería queremos hacer hincapié en que es muy importante conocer a tus clientes antes de poner en práctica estas estrategias y consejos para reducir los no-shows, ya que en función del tipo de clientes que frecuente tu restaurante unas estrategias serán más efectivas que otras.

¡Por una hostelería sin no-shows!